martes, 28 de julio de 2009

EL ESTADO DE DERECHO EN LA HISTORIA



El bienestar colectivo ha sido el más alto propósito de toda sociedad civilizada.

Ante tan fundamental preocupación de la humanidad, encontramos entre otros, a tres grandes pensadores universales: Thomas Hobbes, Jhon Locke, y Juan Jacobo Rousseau.

Hobbes, en su teoría del “Contractualismo Absolutista”, afirmó en resumen, que el hombre es por naturaleza egoísta y ama espontáneamente la libertad y el dominio sobre los demás, y por lo tanto es proclive a la confrontación con el resto de individuos, a menos que surja un poder común y soberano que lo sujete y le obligue a organizarse. Agrega que el poder común se alcanza racionalmente cuando una multitud de personas convienen en transferir a un ser humano o a una asamblea, su poder natural de gobernarse, para que éstos tomen en vuestro nombre las decisiones que más convenga para asegurar la paz interna y la seguridad externa.

Locke, a través de su teoría “El Contrato Político”, sintéticamente expresa que el hombre renuncia a su poder de hacer lo que le parezca oportuno para defender su vida y demás derechos, no por la sola voluntad del Gobernante, sino por las leyes hechas por el Estado a través de las asambleas que representan al pueblo.

Por su parte Rousseau, en su fabulosa obra “El Contrato Social”, aseveró sucintamente que el hombre por naturaleza goza de libertad para hacer cuanto considere conveniente para su supervivencia y bienestar, pero al estar abandonado a sus propias fuerzas, corre el riesgo de que uno más fuerte lo despoje de lo suyo; ante lo cual no le quedaría otro camino que formar con otros, una fuerza común que defienda y proteja su persona y sus bienes, la misma que se constituye por el contrato social, en virtud del cual cada miembro de la sociedad somete su poder a una suprema dirección de voluntad general representada en el Estado.

Todas estas valiosas ideas contribuyeron al nacimiento del Estado Social de Derecho, que no es otro cosa que el Gobierno de las Leyes sobre el capricho de las personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario