viernes, 20 de noviembre de 2009

EL SIMBOLO PERDIDO DE DAN BROWN


Han transcurrido seis años desde que Dan Brown, publicó “El Código da Vinci”, obra que lo encumbró a la cima de la popularidad con más de 80 millones de ejemplares vendidos en 50 idiomas distintos y que le granjeó un buen número de simpatías y antipatías, hasta poder lanzar al mundo su nueva obra de suspenso que la ha denominado “El símbolo perdido”, y con ello atender la prolongada espera de miles de lectores en el mundo que fueron cautivados por sus novelas literarias caracterizadas por misterios, códigos, sociedades secretas e intereses ocultos vinculados a temas polémicos, que en muchos casos encendieron fogosos debates en torno a los mismos.

Novelas como “Angeles y Demonios”, “La Conspiración”, y “La Fortaleza Digital”, han sido el deleite de lectores de todas las edades, generando con razón o sin ella un auténtico fenómeno literario que ha tocado las puertas de muchos rincones del globo terráqueo.

La nueva novela de ficción de Dan Brown, tiene el mismo protagonista de las anteriores, el experto en simbología y en historia de arte Robert Langdon, y su tema principal se concentra en una conspiración masónica que se desarrolla en la ciudad de Washington D.C. en un breve período de 12 horas, dentro del cual el protagonista se ve inmerso en un oculto mundo de secretos masónicos que pretenden llevarlo a sorprendentes verdades.

El éxito de la obra que fuera recientemente lanzada en idioma castellano el 29 de octubre del 2009, ha sido de tal magnitud que el influyente periódico estadounidense “The New York Times” aseveró que: “Es imposible dejar de leer El símbolo perdido”. (www.elsimboloperdido.com)

Los amantes de la literatura tienen entonces otra alternativa para disfrutar una nueva novela contemporánea que causa verdadera adicción, en medio de tantos problemas que rodean a nuestro querido Ecuador, expresados en apagones, y en erróneas decisiones gubernamentales y legislativas.

viernes, 6 de noviembre de 2009

LAS NOVELAS DE STIEG LARSSON


El periodista y escritor Stieg Larsson nació en Estocolmo el 15 de agosto de 1954 y murió repentinamente a los 50 años de edad, el 9 de noviembre del 2004, a causa de un paro cardíaco, días después de entregar a su editor el tercer volumen de su trilogía de novelas “MILLENNIUN”, y días antes de la publicación del primero.

Este escritor sueco, trabajador al extremo, luchador contra el racismo y la ultraderecha antidemocrática, investigador-crítico del nazismo en su país, contradictor de la guerra de Vietnam, adicto al tabaco y al café, desvelado, y amante de la comida chatarra, nunca imaginó el éxito mundial que alcanzarían sus tres fabulosas novelas literarias que integran la colección MILLENNIUN: “Los hombres que no amaban a las mujeres”; “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina”; y, “La reina en el palacio de las corrientes de aire”.

Según la enciclopedia libre Wikipedia, la influyente página web francesa www.evene.fr lo calificó de: “figura legendaria, cuyo extraordinario genio literario ha creado una de las obras literarias más importante del siglo XXI…Las tres novelas constituyen un auténtico fresco de la sociedad moderna que no puede compararse a lo que ningún escritor de novela criminal ha hecho nunca antes”.

El éxito de las obras fue tan grande, que en este año se estrenó en Suecia y Dinamarca la película del primer volumen de la trilogía, con una gran aceptación del público.

Al leer tan excepcionales y cautivadoras novelas por sus personajes ficticios perfectamente definidos como lo reconociera uno de los grandes escritores del mundo Mario Vargas Llosa, y por la maestría del autor de recrear problemas sociales contemporáneos a través de la construcción de apasionantes historias cuyos protagonistas son la hacker Lisbeth Salander y el periodista Mikael Blomkvist, invito a los amantes de la lectura a disfrutar de éstas joyas literarias, producto de la intelectualidad escandinava.