viernes, 29 de enero de 2010

HAITÍ


País antillano ubicado en el occidente de la isla La Española, con una superficie de 27.750 Km2 y una población aproximada de más de 9’000.000 de habitantes, de los cuales el 70% vive bajo el umbral de la pobreza y tienen una esperanza de vida de 57 años.

Al proclamar su independencia el 1 de enero de 1804, se convirtió en el primer país independizado de América Latina, y hoy es la Nación más pobre de América. En el 2009 su PIB nominal ascendió apenas a US $ 6.908 millones y su renta per cápita a sólo US $ 772, lo cual contrasta ampliamente con Chile por comparar, que tuvo en ese mismo año un PIB nominal de US $ 135.773 millones y una renta per cápita de US $ 14.461.

Al ser un país afectado por la falta de educación, organización social y por una incontrolable violencia política, ha sido víctima de sangrientos enfrentamientos ciudadanos y golpes militares, que en repetidas ocasiones han destruido sus débiles estructuras democráticas. Ejemplo de ello constituye el derrocamiento en el 2004 del Ex - Presidente Jean-Bertrand Aristide, que forzó la intervención de la denominada “Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití” con el envío de miles de cascos azules. Recién en el 2006, tras un proceso electoral tutelado por la comunidad internacional los haitianos lograron elegir como su Jefe de Estado a René Préval.

Para colmo de males, el 12 de enero de este año, Haití soportó un terremoto de magnitud 7,3 en la escala de Richter con epicentro en su capital Puerto Príncipe, el cual habría dejado cerca de 200.000 muertos, 250.000 heridos y 1 millón de damnificados.

Ante tan desgarradora situación, lo menos que podemos hacer es sumarnos y apoyar la cruzada mundial de ayuda y solidaridad emprendida por muchas naciones, que en tan terribles momentos han dejado a un lado cualquier diferencia política o ideológica para proteger al mayor tesoro del mundo que es el ser humano de la furia de la naturaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario