miércoles, 2 de junio de 2010

JUSTICIA INDÍGENA - JUSTICIA PARALELA


Los recientes hechos suscitados en la comunidad indígena de La “Cocha”, Zumbahua, Provincia de Cotopaxi, en torno al juzgamiento por dicha comunidad de un ciudadano vinculado con el cometimiento de un delito, han generado una gran preocupación nacional en torno al tema de la justicia indígena en el Ecuador.

El problema en mención fue de tal gravedad, que los juzgadores indígenas inicialmente anunciaron que la pena para el infractor sería la muerte, lo cual ventajosamente no llegó a suceder gracias a la presión nacional que se dio en torno al asunto, aunque no pudo evitarse la aplicación de penas degradantes, como cargar un saco de tierra, sentarse sobre filudas piedras y ortiga, bañarse en agua helada, y recibir latigazos; lo cual resulta absolutamente contrario a las tendencias civilizadas del derecho penal y de los derechos humanos.

El tema tiene su más inmediato origen en la vigencia del Art.171 de la Constitución elaborada en Montecristi: “Las autoridades de las comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas ejercerán funciones jurisdiccionales, con base en sus tradiciones ancestrales y su derecho propio, dentro de su ámbito territorial, con garantía de participación y decisión de las mujeres. Las autoridades aplicarán normas y procedimientos propios para la solución de sus conflictos internos, y que no sean contrarios a la Constitución y a los derechos humanos reconocidos en instrumentos internacionales…”; el cual se agrava por la omisión de la Asamblea Nacional de no haber dictado hasta la presente fecha una ley que regule la justicia indígena en el Ecuador, que sea dicho de paso será muy compleja porque dará finalmente como resultado una justicia paralela a la ordinaria, y con ello un preocupante desorden jurídico de incalculables e impredecibles consecuencias sociales.

Que positivo hubiera sido un mejor análisis sobre este delicado tema por parte de los Asambleístas de Montecristi.

2 comentarios:

  1. Era cuestión de tiempo para que salten todas las barbaridades que aprobaron en Montecristi. De cuantas más nos lamentaremos luego? Saludos mi querido Amigo Santiago. @sarmival en twitter.

    ResponderEliminar
  2. Definitivamente esta es otra raya para nuestros honorables "Asambleistas", es mas creo aunque parezca risible, que como hay Justicia Indigena, hay justicia para "Blancos" y para los que somos mestizos que nos tocará?. En lo que se refiere al caso de Zumbahua, creo que el asesino la sacó barata, unos cuantos fuetazos, una chinida como decimos los Lojanos, un baño, y cargar unas piedras no es castigo suficiente por una muerte.
    Ojala esta barbaridad sea regulada y podamos todos vivir en este pais muy bien Bautizado como "absurdistán" o el país del "Si se puede", aqui todo se puede inclusive este tipo de situaciones.

    ResponderEliminar