miércoles, 8 de septiembre de 2010

GRAVE ACCIDENTE EN COTOPAXI


El 29 de agosto del 2010 recibimos con dolor la espeluznante noticia del accidente de tránsito terrestre ocurrido a eso de las tres de la madrugada en el sector “Yambo” de la Provincia de Cotopaxi, en el cual 38 compatriotas perdieron la vida en un fatal viaje iniciado en Cuenca con destino a Quito. Los terribles lamentos, la desesperación incontrolable y la impotencia de los familiares de la víctimas nos desgarraron el alma, recordándonos las inmensas falencias que rodean al transporte terrestre en el Ecuador.

Los primeros resultados de las investigaciones realizadas por los expertos, indicaron que la principal causa del accidente sería el cansancio del conductor del automotor quien luego de conducir desde las 20h00 hasta las 03h00 posiblemente se durmió en la delicada tarea de transportar 51 almas a la ciudad de Quito. Los investigadores revelaron adicionalmente que la valla de protección de la carretera ubicada en el sitio del accidente, no soportó el peso del automotor cuyas llantas se encontraban lisas, lo cual sin duda contribuyó a la mortandad producida.

Las interrogantes en relación al caso son muchas: ¿Qué ocurrió con los controles técnicos de la unidad de transporte? ¿Porqué se permitió circular al bus con llantas lisas? ¿Cuánto tiempo laboró ininterrumpidamente en ese día, noche y madrugada el chofer del bus accidentado? ¿Porqué la barrera de protección de la carretera no fue lo suficientemente adecuada para evitar el accidente? ¿Quiénes fueron los responsables directos e indirectos del siniestro?

Ojalá que las respuestas de las autoridades de tránsito sirvan para que se tomen urgentemente las medidas correctivas que correspondan, y así de una vez por todas brindar verdadera seguridad a los cientos de miles de pasajeros que utilizamos el transporte terrestre en el Ecuador. Si esto no sucede, el terror y el dolor humano seguirán reinando las carreteras ecuatorianas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario