jueves, 28 de noviembre de 2013

REVALORIZAR LA POLÍTICA

Es lamentable que en muchos países del mundo y por supuesto en el Ecuador, gran parte de la ciudadanía tenga un negativo criterio acerca de la política, considerándola una actividad perversa, mezquina, indecorosa, y deshonesta. Estos malos criterios respecto a la política, ha desalentado la participación de incontables hombres y mujeres honrados y talentosos, y, ha permitido salvo contadas excepciones, la participación de audaces personajes que sin medir consecuencias, ni sus propias capacidades, han saltado al ruedo político buscando figurar y defender sus propios intereses a costa del desconsuelo popular. A estos reales escenarios, se suma la intervención de verdaderas empresas electoreras, que gracias a la magia de la tecnología, el marketing y el mercadeo, proyectan ante la ciudadanía como salvadores de sus desgracias, a candidatos mediocres, carentes de ruta de trabajo y sin el más mínimo escrúpulo para atentar contra los intereses de la colectividad; por supuesto con el aval de irresponsables partidos, grupos o movimientos políticos hambrientos de votos y de poder. De ahí, la necesidad imperiosa de que las elecciones populares venideras, se convierten en una nueva oportunidad para revalorizar la política, lo cual será posible en la medida que a la ciudadanía se le propongan candidatos responsables, honestos, conocedores de la realidad social, serios, capaces, con propuestas planificadas y realizables para la solución de tantos problemas sociales que aquejan a las ciudades y provincias del país; lo contrario sería otra desilusión, que agravaría el descrédito de la política ecuatoriana. Los electores también tenemos la enorme responsabilidad de escoger a los mejores, a través de ese acto sagrado llamado voto, por el cual nos hacemos corresponsables del éxito o la desgracia de nuestra Patria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario