viernes, 21 de marzo de 2014

CARACTERÍSTICAS DE LA DEMOCRACIA AUTÉNTICA

Diversos y contrapuestos criterios se han emitido para calificar a las democracias que imperan en los países de américa y del mundo, en muchos de los cuales existen posiciones políticas irreconciliables, distantes y hasta sectarias. Para superar aquello, es necesario dejar a un lado la pasión política y buscar en la rendija de la doctrina jurídica, las características fundamentales de una democracia auténtica, lo cual no resulta fácil, dadas las numerosas opiniones de los tratadistas. Sin embargo, recurriendo a criterios reiterativos y coincidentes de los expertos, puedo decir que la “democracia auténtica”, tendría diez características: 1) intervención popular a través del voto universal; 2) libertad de discrepancia; 3) principio de mayoría; 4) respeto a las minorías; 5) primacía del derecho; 6) división y autonomía de los poderes estatales; 7) pluralismo ideológico; 8) control civil de las fuerzas armadas y la policía; 9) alternabilidad del poder; y, 10) rendición de cuentas entre poderes estatales, y entre el poder y los ciudadanos. Como ejemplo, considero que una de las democracias sudamericanas que más se aproxima a aquello es la chilena, por lo siguiente: realiza procesos electorales con enorme organización y autonomía; escucha sin problema las voces discrepantes del gobierno; sus gobernantes son elegidos por mayoría; existe respeto a las minorías; respeta la Constitución y las leyes por encima del capricho de los gobernantes; los poderes del Estado son independientes; existe pluralismo ideológico alejado del populismo; las fuerzas armadas son obedientes del gobierno civil; existe total alternabilidad del poder y se rinde cuentas al pueblo. Lograr la democracia auténtica, debe ser un objetivo ineludible de todos los pueblos del mundo, para alcanzar el verdadero progreso social y económico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario