jueves, 15 de mayo de 2014

ESTULTICIA EN NIGERIA

Lo ocurrido en Nigeria recientemente, es una vergüenza para toda la especie humana. Un grupo de islamistas, llamado “Boko Haram”, secuestraron a más de 223 jovencitas estudiantes, para utilizarlas como esclavas sexuales, bajo el falso pretexto de convertirlas, de cristianas a musulmanas. El colectivo sectario, a través de un desafiante video, mostró a las aterrorizadas jovencitas, vistiendo un “hijab” largo (velo islámico), y obligándolas a leer el Corán. En tan terrorífico video, aparece también Abubakar Muhammad Shekau, “líder” de la secta, proponiendo con todo desparpajo, el cambio de la libertad de las secuestradas, por la liberación de prisioneros pertenecientes a su grupúsculo. Según el diario inglés “The Daily Mirror”, las más jóvenes de las secuestradas habrían sido violadas y obligadas a convertirse al islam, bajo amenaza de ser degolladas. La estulticia acontecida, debería obligarnos a revisar el horizonte de la humanidad, a través de algunas preguntas: 1. ¿La humanidad, está lo suficientemente organizada para respetar los derechos humanos de sus integrantes?; 2. ¿Las religiones sirven para hacernos mejores seres humanos, o para imponer dogmas a costa del sufrimiento del prójimo? 3. ¿La comunidad internacional no puede intervenir, cuando se cometen delitos espeluznantes, como el de la esclavitud sexual, ante la pasividad y tolerancia del gobierno inepto, a quien corresponde sancionarlos?; y, 4. ¿Tendrá tranquilidad la humanidad, mientras existan agresiones y muertes por pensar o profesar una religión diferente? Habrá muchas respuestas entre los amables lectores, pero lo cierto es que la humanidad, aunque ha logrado obras grandiosas, como llegar a la luna o desarrollar tecnología inimaginable; aún no ha podido construir un escenario social adecuado que garantice la convivencia mundial civilizada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario