viernes, 25 de julio de 2014

LAS REDES SOCIALES

Es indudable la importancia y trascendencia que tienen las redes sociales en nuestra vida cotidiana; tanto por la enorme cantidad de usuarios, como por la ilimitada información que se puede obtener a través de las mismas. Como toda herramienta tecnológica de este mundo globalizado, las redes sociales pueden ser positivas o negativas según su utilización. A su favor se puede argumentar, que facilitan el contacto permanente entre familiares y amigos, separados por las distancias físicas existentes entre ciudades, países y continentes; o que permiten la divulgación instantánea de información cultural, científica, geográfica, social y musical, pasando por la posibilidad de expresar libremente lo que pensamos. En su contra se puede mencionar, la alteración de la personalidad del usuario por inducirlo a la desconexión de la realidad; la proliferación de expresiones cursis y banales; o, la exposición del usuario a delitos informáticos contra la propiedad, la honra o la privacidad. Al comparar lo positivo y negativo, considero que tiene mayor peso lo primero, por lo que se puede afirmar que las redes sociales traen bienestar, alegría y posibilidad de superación al individuo. Personalmente utilizo Facebook, para el contacto con familiares y amigos; y, Twitter para enterarme de los innumerables sucesos mundiales, nacionales y locales, que marcan nuestras vidas. Con el control adecuado y evitando excesos, incluso considero conveniente que las redes sean utilizadas por los adolescentes, como herramientas virtuales para acceder al conocimiento, a los idiomas y a la comunidad mundial. Reconociendo peligros intrínsecos que acechan el mundo de las redes sociales; condenarlas o prohibirlas, es abrazar lo retrógrado y el puritanismo. Usémoslas con responsabilidad, caso contrario cometeremos el grave error de estar aislados del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario