jueves, 26 de mayo de 2016

ELECCIONES EN LA CASA DE LA CULTURA ECUATORIANA

Para cumplir con su misión, la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión” (CCE) ha gozado siempre de la autonomía que le permite estar liberada de las imposiciones del poder de turno y honrar el imprescindible postulado de que la cultura constituye patrimonio de todo el pueblo ecuatoriano, tan diverso en costumbres, creencias, tradiciones y posiciones ideológicas, cuyas manifestaciones culturales no deben encontrar límites o condicionamientos de gobierno alguno. Por ello la CCE en la que se impulsa y proyecta la cultura a toda la sociedad, debe ser permeable a las distintas manifestaciones culturales, provenientes de todas las corrientes del pensamiento, y estar blindada ante las normas y directrices imperativas que puedan provenir del Gobierno. De ahí que es absolutamente justo aspirar a que quien sea electo como Presidente o Presidenta de la CCE Núcleo de Loja en las próximas elecciones, sea una persona libre de todo tipo de ataduras al poder gubernamental o a cualquier grupo de visión corta y mezquina. Al igual que lo ha sido su valioso actual Presidente el Dr. Félix Paladines, debería ser un personaje abierto y tolerante, que con grandeza de espíritu abra las puertas de la institución hasta que se desgajen para brindar apoyo incondicional a escritores, pintores, escultores, músicos, oradores, etc., sin importar la vertiente ideológica de la que provengan: izquierda, centro, derecha, liberalismo o estatismo, pues toda obra intelectual será válida en el apasionante y subjetivo mundo de la cultura. Especialmente tendrá el ineludible deber de luchar por que la nueva Ley de Cultura impulsada y anunciada por el actual Gobierno, respete la autonomía institucional de la CCE, y bajo ningún pretexto la convierta en una simple caja de resonancia dependiente de algún Ministerio de Estado.

lunes, 16 de mayo de 2016

ALCANZAR UNA DEMOCRACIA DESARROLLADA

Bajo un escenario económico adverso, provocado por factores externos y por un evidente mal manejo gubernamental de la economía, empezaron a sonar los tambores electorales en el Ecuador. El movimiento gobernante dada su naturaleza populista, tan dependiente de la “iluminación”, “sapiencia inequívoca” y “opinión irrefutable” de una sola persona, aún no ha logrado cerrar filas por la candidatura presidencial de alguno de sus integrantes. Por su parte los movimientos opositores, al no lograr despojarse de sus intereses particulares y lejos de proponer un candidato único con perfil de estadista, anuncian varias candidaturas presidenciales, algunas de las cuales nacen muertas porque se reducen a satisfacer caprichos y obsesiones. Lo que sucede tanto en el lado oficialista como en el de oposición, confirma que el Ecuador como muchos países latinoamericanos, aún vive una democracia subdesarrollada, en la que el espectáculo, el grito, la demagogia, el aplauso, el insulto y la descalificación, se imponen ante las propuestas fundamentadas, la seriedad, la tolerancia, la planificación y la responsabilidad. Democracia subdesarrollada en la que el estadista serio, prudente, unificador, visionario, respetuoso de las personas y de la institucionalidad democrática y constitucional es archivado en el sótano del olvido, para ser reemplazado por el caudillo hablador, cantor y experto en todas las artes escénicas, que sabiéndolo todo nunca se equivoca para generar todas las soluciones a los problemas colectivos. Seamos optimistas y esperemos que con sentido de patria, los movimientos políticos del oficialismo y de la oposición, presenten candidatos presidenciales serios que estén a la altura de un verdadero estadista, lo cual constituirá un paso trascendental hacia la democracia desarrollada.

Alexiévich, Nobel de Literatura

La Academia Sueca decidió otorgarle a Svetlana Alexiévich el Premio Nobel de Literatura 2015 “por su obra polifónica, un monumento al sufrimiento y al coraje en nuestro tiempo”, convirtiéndola con ello en la primera escritora de no ficción en ganar el laurel más importante de las letras. Antes de dicho acontecimiento -propio de mi ignorancia-, no había conocido su valiosa obra, cuyos contenidos se enmarcan entre el periodismo y la literatura. Pero gracias a la Academia Sueca me interesé por la escritora, y la verdad es que pude constatar que se trata de una fenomenal y valiente literata cuyas obras se han posicionado con tendencia creciente, como un ejemplo de lo que la literatura y el periodismo pueden lograr en franco combate intelectual contra atrocidades, autoritarismos y abusos, para abrir ventanas de esperanza en la reivindicación de los derechos más elementales de las personas. La novedosa técnica narrativa de Alexiévich, consiste en recoger numerosos testimonios individuales de las personas que vivieron los acontecimientos relacionados con el tema del libro y a partir de aquellos abordarlo con precisión y maestría. Sus obras son el resultado de un enorme trabajo investigativo desplegado en casi toda la Ex–U. Soviética, respecto a temas de interés mundial: la participación soviética en la II Guerra Mundial y en la guerra de Afganistán; el derrumbe del régimen soviético y el accidente nuclear de Chernóbil. Sus libros de lectura obligatoria “La guerra no tiene rostro de mujer” que narra la heroica pero no reconocida participación de la mujer rusa en la II Guerra Mundial; y, “Voces de Chernóbil” que aborda el sacrificio de los héroes anónimos que enfrentaron la tragedia nuclear, son posiblemente los más reconocidos. Mi homenaje y admiración para una mujer excepcional.

COGEP Sistema procesal oral

El 23 de mayo de 2016 entrará en total vigencia el Código Orgánico General de Procesos, a través del cual se implementará la tramitación oral de juicios en materia civil, de familia, mercantil, de inquilinato, administrativa, tributaria y laboral. De la revisión de su texto surgen enormes inquietudes y especialmente la relacionada con la conveniencia de tramitar en el sistema procesal oral, aquellos litigios que por su naturaleza probatoria requieren la presentación y el análisis minucioso de una gran cantidad de documentos. Ejemplo de aquello constituyen los juicios mercantiles, tributarios y administrativos, en los que la prueba se concentra en el estudio pormenorizado de títulos ejecutivos, recibos, facturas, notas de venta, registros contables, liquidaciones, nombramientos, contratos, etc., lo cual generará muchas dificultades al momento de resolver mediante el sistema procesal oral. Será por eso que los connotados juristas ecuatorianos del pasado optaron por establecer distintos procedimientos escritos para tramitar los juicios de acuerdo a la naturaleza de la controversia jurídica a resolver; y no como ahora que se instaurará en forma general la oralidad para el trámite de juicios de todas las materias. ¿Tiene la Función Judicial la suficiente capacidad operativa y tecnológica (salas adecuadas, software especializado, equipos de audio y video, sistemas comunicacionales y de archivo digital) para tramitar oralmente miles de juicios y audiencias de todas las materias? Mi más vivo deseo por el bien colectivo que la respuesta sea positiva; caso contrario, la incertidumbre y la confusión reinarán peligrosamente en nuestro vulnerable sistema de administración de justicia, trayendo como consecuencias inevitables, una mayor lentitud de la justicia y la desesperación ciudadana.