miércoles, 23 de noviembre de 2016

Candidatos a la Asamblea

Ante la convocatoria para las elecciones del 19 de febrero de 2017, nuevamente suenan nombres de candidatos a asambleístas por Loja, muchos de ellos con pocos méritos y escasa formación para cumplir adecuadamente con la enorme y difícil tarea de legislar y fiscalizar. Lamentablemente esto no es nuevo en Loja, porque desde hace algunos años nuestra representación legislativa, salvo contadas excepciones, ha sido intrascendente, sumisa al poder, y caracterizada por la audacia y la improvisación de los representantes, cuyos simples objetivos no han sido otros que figurar, ganar un buen sueldo y tener alguna influencia política en la burocracia. Un legislador o legisladora que aspire cumplir con honor su misión debe ser una persona que conozca y entienda con claridad la problemática social, política y económica de la región y del país; debería ser alguien que posea suficiente nivel cultural e intelectual que le permita pronunciarse con argumentos, luminosidad, decencia y dignidad, en los distintos escenarios que impone la función pública; y por supuesto, debe ser un ciudadano o ciudadana, que con suficiente personalidad, valentía y libertad, defienda sus tesis y posiciones para encontrar soluciones a las sagradas aspiraciones del pueblo. Todo aquello constituiría una garantía mínima para cumplir correctamente con al menos tres, de los trece deberes impuestos a los asambleístas por el Art. 120 de la Carta Magna: participar en el proceso de reforma constitucional; expedir, codificar, reformar y derogar leyes; y, fiscalizar los actos de las funciones del Estado y los otros órganos del poder público. Aunque resulta difícil, siempre será un anhelo social que los partidos y movimientos políticos, como muestra de respeto a Loja, propongan con civismo candidaturas serias a la Asamblea Nacional. Ojalá lo hagan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario